El navío de cañones libertarios

Somos muchos los que cuestionamos la libertad en el PSOE, somos muchos los que nos preguntamos si seguimos nuestras siglas, si seguimos el rumbo por el que fue botado el barco. Somos muchos los que pedimos un cambio en el PSOE.

Pero un cambio no es sólo cambiar la cara, tampoco abrir un debate y luego no hacer
nada. Un cambio significa romper con lo actual y reemplazarlo por algo nuevo.
Queremos un cambio en la estructura pues las vigas ya están oxidadas, un cambio en
las ideas pues hace tiempo que perdimos la brújula que nos guiaba, un cambio en la
imagen pues la pintura está agrietada.

Pero, no hay que temer al cambio. El ser humano tiende a ser conservador, le da miedo los cambios, tiende a recordar su juventud y lo imita insaciablemente, pensando que haciendo lo que hacia, será joven. No debemos temer, el cambio es lo que nos hace humanos, nos hace libres, pues todas las conquistas humanas están ubordinadas a una ruptura con lo actual anteriormente establecido.

El PSOE del futuro, debe ser un partido abierto a los militantes, de la calle. Pues somos
lo que hacemos, no lo que pensamos. Y es hora de hacer, hacer partido, construir una
estructura participativa, una telaraña socialista, un abanico que dé aire fresco.

El PSOE del futuro, debe apostar por una economía social. Pues vivimos en un mundo capitalista, pero no nos identificamos con él. Entonces, ¿Cómo podemos trabajar en un  sistema en el cual no compartimos?. Hay que apostar por la nacionalización parcial de sectores como la energía, la telecomunicación, banca, vivienda…para poder tener un control estatal, pues no controlamos ni la moneda, ni las finanzas , ni la economía; ¿Qué nos queda, mas que subir o bajar impuestos?.

Debemos acabar con la escoria, con los moluscos que se han adherido al barco,
aprovechándose de él. Esos moluscos que llevan años sentados, y se les llena la boca de plancton cuando hablan de socialismo. Esos moluscos que cobran millonadas, y se les llena la boca de plancton cuando hablan de pobreza. Esos moluscos que toman las
decisiones del partido.

Es hora de parar el barco, es tiempo de repararlo, atracar en puerto, reemplazar su
estructura, implantar una brújula y pintarlo de rojo, para que de nuevo vuelva a ser
botado, y conquiste con ideas, con ilusión, con trabajo, todo lo que no ha logrado.
De lo contrario, el Titánic se hundirá, no porque haya chocado con un iceberg, si no
porque ha chocado de proa con la ciudadanía.

Artículo de Carlos Reinhards

(@CReinhards)

Anuncios

2 pensamientos en “El navío de cañones libertarios

  1. Pingback: Escombrera PSOE | Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s