“Lo que hace falta en nuestro país es una regeneración ética del sistema democrático”

Beatriz Talegón

Beatriz Talegón

Cuéntanos cómo es tu nuevo trabajo como presidenta del Foro Ético.

No es un trabajo propiamente dicho. Es una tarea voluntaria que desarrollo con un equipo estupendo. Desde que me incorporé a  Foro Ético con su anterior presidenta, Otilia Armiñana, colaboré activamente y hoy tengo la suerte de contar también con su apoyo y colaboración.

Somos un grupo de gente que crece y que cada vez está más activo. Desarrollamos labores de información sobre cuestiones de actualidad —ahora mismo estamos inmersos en la elaboración de comparativas de programas electorales y contamos para ello con profesionales sociólogos, economistas, documentalistas, abogados, expertos en redes sociales, sindicalistas—.

Organizamos conferencias con distintas organizaciones, sindicatos, partidos políticos… En definitiva, nos movemos y pensamos que más allá de siglas, lo que hace falta en nuestro país es una regeneración ética del sistema democrático. Y para ello, Foro Ético está resultando ser un lugar muy positivo donde nos encontramos gente que quiere comprometerse con estos valores, sin entrar en guerras partidarias, algo muy sano, por cierto.


En Murray magazine publicaron ayer una entrevista a nuestra presidenta, Beatriz Talegón.

Puedes leerla completa aquí: Entrevista Murray magazine

Anuncios

Corrupción y regeneración política y democrática en España

 

Corrupción

Todo el dinero que falta en España y que la Euro zona quiso rescatar con la intervención, de momento de los bancos, ascenderá a unos 107.000 millones de Euros, con lo que en España, según “Marianico”, la deuda será solo de los bancos y la devolución de los “préstamos” correrá según el mismo Sr. por parte de la ¿Banca?, al final los paganos serán los de siempre el pueblo llano e indefenso.; se sabe que solo los intereses anuales, como hemos visto en otro artículo ascienden a más de 6.000 millones de euros, todo ello se debe entre otras, a cuatro cosas fundamentales: la burbuja inmobiliaria y los préstamos bancarios, la deuda de las administraciones publicas, en este caso Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, la corrupción de personajes sin escrúpulos y gastos de miles de millones de € en viajes, en eventos y sociedades fraudulentas, y la evasión de capitales a paraísos fiscales como las Islas Caimanes, Sureste asiático, Belice,Suiza, Luxemburgo etc. Sigue leyendo

MEDIDAS INELUDIBLES PARA LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA.

Han hecho falta años de comportamientos poco éticos y poco estéticos por parte de unos, con la connivencia de otros, el desconocimiento de muchos y la ceguera interesada de los que podrían haberlo evitado, para llegar a la situación de desconfianza en los políticos y en la política que marcan, mes tras mes,  los distintos sondeos de opinión ya que seamos una sociedad con una grave enfermedad democrática. 
Para poner remedio a todos los obstáculos que impiden que el pueblo soberano se sienta realmente representado por instituciones y partidos, es preciso formular una alternativa creíble, una alternativa que, permitiéndonos luchar contra la crisis con un reparto real y justo de los sacrificios, garantice la regeneración ética de la política.
Esa alternativa debe pasar ineludiblemente por medidas políticas de aplicación inmediata y reformas legislativas contundentes.
Son muchos los artículos y muchas las tesis respecto a lo que debiera hacerse y como debiera hacerse y surgen casi a diario plataformas de distinto signo con aportaciones, todas ellas interesantes, que no terminan de cuajar en un discurso común.
Con ánimo de síntesis de todo lo leído hasta ahora, planteamos a continuación ese decálogo inexcusable para la regeneración que cualquier demócrata progresista debiera defender 
1.- Arbitrar mecanismos que vigilen los compromisos electorales.
Para que no pueda pasar que los compromisos con la ciudadanía se conviertan en papel mojado el día siguiente a las elecciones y las excusas y apelaciones a la “ ineludible necesidad” sean revisadas y aceptadas, o no, por los electores. Este punto pasa necesariamente por profundizar en nuestra democracia representativa para convertirla en:
2.- Democracia participativa, consultiva y deliberativa. 
A modo ejemplificativo, que no exhaustivo, podemos citar un mayor desarrollo de las Iniciativas Legislativas Populares, creación de un Comité de seguimiento electoral o la figura del referéndum revocatorio que diera paso a la convocatoria de nuevas elecciones, en el caso de que la ciudadanía entendiera que el incumplimiento es merecedor de tal sanción.
3.- Estatuto del cargo público.
Con eliminación de privilegios, regulación transparente y razonable de sueldos y dietas, reforzamiento de las medidas de incompatibilidad del cargo público con el ejercicio de actividades económicas en el sector privado y control de “puertas giratorias” en ambos sentidos considerando la imprescindible regulación de los conflictos de intereses que surgen de las actividades privadas desarrolladas antes de acceder a un determinado cargo. 
4.-Investigación a fondo de los escándalos financieros y depuración de las responsabilidades.
De Bancos y Cajas de Ahorro, de evasión de capitales, de delitos fiscales, de compra-venta de voluntades, así como de la financiación irregular de los partidos políticos, con adecuada atención a los corruptos y también a los corruptores.
5.- Reformar las leyes de funcionamiento y financiación de los partidos.
Asegurando que el funcionamiento sea plenamente democrático, con transparencia en la elección de aquellos llamados a ser nuestros representantes, con rendición de cuentas no solo financieras sino también de comportamientos y funciones de los cargos públicos con democracia en los procedimientos de toma de decisiones.
En el ámbito de la financiación impidiendo las donaciones, que deben prohibirse, así como reducir el plazo de rendición de su contabilidad que deberá ser publica y realizarse íntegramente ante un Tribunal de Cuentas también reformado para que quede plenamente garantizada su función de control.
6.-Transparencia y buen gobierno.
Forzar la ejemplaridad en el comportamiento de los responsables políticos pasa ineludiblemente porque estos den cuenta de sus actos y de en que gastan el dinero de todos, de forma fácil. Todo debe ser accesible a la información pública, lo que no puede contarse no debe hacerse.
7.- Selección en base a los principios de mérito y capacidad.
Miembros del Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo, el Fiscal General del Estado, el Director General de RTVE y los Organismos Reguladores, los miembros españoles del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Tribunal de Cuentas Europeo, de tal manera que se valore el curriculum de los candidatos y su adecuación para el puesto y no sea como hasta ahora un premio a los más leales.
8.- Creación de un Observatorio contra la corrupción.
Que coordine las estrategias de prevención en colaboración con la Fiscalía Anticorrupción, la Agencia Tributaria y cuantos órganos tengan capacidad de realizar medidas de inspección y control en relación con las informaciones de corrupción.
9.- Garantizar la restitución al erario público.
De las cantidades ilegítimamente percibidas o desviadas como consecuencia de la corrupción, así como para hacer frente a cualquier tipo de responsabilidad por daños a la Administración o al dominio público.
Por último
10.-Fiscalización efectiva y seguimiento detallado.
Del cumplimiento de los anteriores puntos tanto por las instancias judiciales como por los organismos y observatorios democráticos e independientes, instaurando cambios para reforzar su independencia 
Deben incluirse además medidas de protección de las personas que denuncien casos de corrupción. 
Todo lo anterior es importante, pero no debemos olvidar el esfuerzo que debe hacer la ciudadanía por interesarse e intervenir en la cosa pública, de lo contrario, de seguir desentendiéndonos como si no fuese con nosotros,  nada servirá para nada.


Foro Ético


Esta propuesta ha sido  firmada y asumida por Bases 20.20

AGENDA DEMOCRATICA. Una llamada a ejercer el control de la regeneración democrática

Desde Foro ético queremos avanzar en la regeneración de la vida política y  luchar decididamente contra la corrupción.

Existe la sensación de que el proceso de regeneración está parado,  que  no se adoptan medidas para que la ley se respete y que si se adoptan acuerdos estos no se aplican.

Es lo que consideramos está ocurriendo con la Resolución sobre regeneración democrática y transparencia que se adoptó por el Pleno del Congreso de los Diputados el pasado 26 de febrero.
Tras el debate en el Congreso de los Diputados sobre el estado de la nación, se aprobó una Resolución con un conjunto de actuaciones propuestas por el PP y votadas a favor por UPyD, CIU y PNV con la abstención, por no contener las suficientes medidas, del PSOE e IU.. Con la citada Resolución se pretendía dar respuesta a las demandas urgentes de importantes sectores de la sociedad española para abordar la regeneración de la política y mejorar la calidad de la democracia.
Pero la Resolución no tiene un alcance suficiente para dar respuesta a los problemas ni se aprobaron  garantías y controles especiales para asegurar la celeridad exigible en su puesta en marcha , ni la profundidad necesaria.
Aún así consideramos que debe darse a conocer lo  mas ampliamente posible con el fin de que la opinión pública la conozca, y para que con actitud de compromiso colectivo ,  realicemos un control sobre las medidas comprometidas en esta Resolución detectando los retrasos, incumplimientos y carencias de la misma, manifestando cuantas actuaciones entendamos que hay que hacer para avanzar decididamente en la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción.
Reproducimos a continuación el texto de la Resolución aprobada en el Congreso y recogemos algunas notas a la misma , en color rojo, así como recogeremos cuantas aportaciones nos hagáis llegar por cualquier medio.

Es preciso que entre tod@s propiciemos un desarrollo urgente de los compromisos adquiridos por el Parlamento que han de tramitarse como reformas legislativas de urgencia, e incorporemos otras medidas complementarias no previstas en la Resolución. 


RESOLUCIÓN SOBRE “REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA Y TRANSPARENCIA” DEL PLENO DEL CONGRESO TRAS EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN, CON LOS VOTOS A FAVOR DE PP, UPYD, CIU, PNV, … Y LA ABSTENCIÓN DE PSOE E IU.


El Congreso de los Diputados considera necesario un acuerdo de las fuerzas políticas, con el fin de adoptar cuantas medidas de regeneración democrática, fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción sean precisas para que los ciudadanos aumenten su confianza en las instituciones. Entre otras, este acuerdo debería incorporar las siguientes iniciativas:

1.La elaboración de un pacto ético entre los partidos respecto al tratamiento de los casos de corrupción y de los encausados. 

        Los pactos éticos han demostrado hasta ahora su inutilidad, algunos (PP especialmente) los incumplen sistemáticamente. La mejor forma de forzar a los otros a cumplir es predicar con el ejemplo y ser líderes imponiendo medidas ejemplarizantes para que a los demás no les quede más remedio que cumplirlas también.

2. La creación de una comisión independiente formada por personas de amplio reconocimiento y prestigio social que elabore un informe para su remisión al Parlamento sobre la regeneración de la democracia. 

Si el informe no es vinculante o no se establece algún tipo de sanción, quedará como papel mojado.


3. La aprobación por parte del Gobierno de los siguientes proyectos de ley para su remisión al Parlamento:

a) Ley Orgánica de Control de la Actividad Económica y Financiera de los Partidos Políticos con nuevas exigencias a los partidos, como los procedimientos mínimos de aprobación de cuentas, que, en todo caso, deberán ser aprobadas y remitidas al Tribunal de Cuentas en los primeros tres meses del año siguiente al ejercicio al que se refieran, la regulación del papel de los responsables económico- financieros de estas organizaciones, así como el tratamiento de las donaciones a los partidos políticos. 

        Los partidos deben no sólo publicar sus cuentas sino rendir cuentas de en qué se gasta cada euro, los resultados de cada euro invertido, no simplemente una relación de partidas. Igualmente se debería publicar la relación del personal a sueldo de los partidos, los cargos de confianza, sueldos, qué labor desempeñan, cuál fue el sistema de selección Si no por ley, el PSOE podría ser pionero en ofrecer esa información.

b) Reforma de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas para articular más instrumentos de control para poder optimizar la capacidad de respuesta, en tiempo adecuado, del Tribunal de Cuentas, así como más medios para su desarrollo y fórmulas de colaboración por parte de la AEAT, el INSS y la Oficina de Conflictos de Intereses.

c) Reforma de la Ley de Contratos del Sector Público para fortalecer el régimen de las prohibiciones de contratación con el sector público a todas las personas físicas y jurídicas condenadas por corrupción. 


d) Ley Reguladora del Ejercicio de las Funciones Políticas, que constituya un verdadero Estatuto del Cargo Público al servicio de la Administración General del Estado. Esta norma debería incluir, entre otras, las siguientes medidas: la regulación de la publicación de las declaraciones tributarias, de bienes y de actividades de los cargos públicos; la realización de auditorías de la situación patrimonial de los altos cargos al final del mandato; el establecimiento de escalas de retribución de los cargos públicos de la Administración General del Estado; la determinación y límites de los sistemas de protección social; la limitación de la compensación tras el cese, y el refuerzo de la Oficina de Conflicto de Intereses.

e) Reforma del Código Penal para endurecer la sanción de la corrupción. En concreto, se analizará el tratamiento penal de los siguientes delitos existentes en la legislación penal y de nuevos comportamientos que pudieren ser incorporados: prevaricación, cohecho, apropiación indebida, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraudes y exacciones ilegales, delitos urbanísticos, omisión o falsedad deliberada por parte de los partidos politicos de sus cuentas y patrimonio social, financiación ilegal y enriquecimiento injustificado de los cargos públicos electivos. Asimismo se determinará el aumento de los plazos de prescripción para esos delitos.

f) Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y, en su caso, de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para clarificar la competencia de los Tribunales y agilizar los procedimientos para la persecución de los delitos de corrupción para que el tiempo de respuesta ante el delito no sea, en ningún caso, ni una forma de impunidad para el delincuente, ni una condena pública sin sentencia. 

Hay que reformar las leyes pero sobretodo reforzar su cumplimiento y además empezar y fomentar la transparencia que es una manera de reforzar la prevención.


4. En el ámbito parlamentario, se adoptarán los siguientes acuerdos:

a) Incorporación a la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno de los siguientes extremos:

I. La mejor fórmula para incorporar a la Ley de Transparencia a los partidos políticos, las organizaciones sindicales y empresariales y aquellas entidades e instituciones que se financian esencialmente a través de dinero público.

II. Cláusula de inmediata entrada en vigor de las obligaciones de transparencia de los partidos políticos.

b) Estudio, en las correspondientes comisiones parlamentarias, de los siguientes aspectos:

I. Medidas oportunas a adoptar para regular las organizaciones de intereses o “lobbies”, con medidas que clarifiquen cuáles pueden ser sus actividades y cuáles deben ser sus límites.

II. Forma de aplicación a Diputados y Senadores de las normas de transparencia incluidas en la futura Ley Reguladora del Ejercicio de las Funciones Políticas, estableciendo un procedimiento concreto de publicidad de las declaraciones tributarias, de actividades y bienes. 

No sólo declaración de bienes y empresas en las que están presentes sino también a qué dedican su tiempo, en qué intervienen, cómo responden a su electorado, cómo rinden cuentas de su actividad,  alguna de esa información ya existe pero no es de fácil acceso, hay que insistir siempre en que la información sea pública de forma accesible y en formato reutilizable.

III. Reformas necesarias para modernizar las campañas electorales (sondeos, tratamiento por los medios, debates e incluso duración). 


Y debería haber mecanismos de control sobre el cumplimiento de los programas.


IV. Nuevas medidas a adoptar contra el transfuguismo político.

V. Posibles reformas de la Ley Orgánica reguladora de la Iniciativa Legislativa Popular para facilitar su impulso y tramitación.

VI. Posibles reformas de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General para mejorar el procedimiento de votación de los ciudadanos españoles residentes en el exterior.

VII. La puesta en marcha inmediata de la Oficina Presupuestaria de las Cortes Generales

LA PRUEBA DEL ALGODÓN DE LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA.

La prueba del algodón de la Regeneración Democrática reside en modificar el sistema de  elección de los miembros de los órganos de control de los poderes públicos, de los encargados de la regulación de  entidades financieras y de las instancias constitucionales.
En tiempos de desafección de la ciudadanía hacia los políticos y la política, en FORO ETICO defendemos la garantía que supone para la democracia la división de poderes, el prestigio como factor determinante para las designaciones consensuadas y la independencia efectiva de las altas instancias del Estado. Esto obliga a otro tipo de elección de sus componentes, alejada del actual sistema de cuota partidista, como parte de otra forma de hacer y vivir la política.
La Regeneración Democrática exige acabar con la “ocupación” o patrimonialización de los sistemas de control y de los organismos constitucionales mediante las cuotas de partidos.
Me refiero al Tribunal de Cuentas, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal  Constitucional, Presidente del Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores, Defensor del Pueblo, Presidencia del ente RTVE …
El PSOE ha de plantear sin dilación una propuesta que contenga un nuevo procedimiento para la designación de los componentes de dichos órganos, que debería requerir una evaluación de méritos y capacidades así como de mayorías cualificadas en el Parlamento.
Odón Elorza
Diputado Socialista
1 de marzo de 2013

El artículo es responsabilidad y opinión del firmante .  Los comentarios, vertidos por las personas visitantes, son responsabilidad de las mismas. 

REGENERACIÓN ESFUERZO DE TODOS

Mucho se está hablando estos días de la necesaria regeneración democrática. Es curioso, a veces se escribe esta palabra en mayúsculas, como si se quisiera dotarla de la misma épica y del mismo contenido que tienen conceptos como Ilustración o Renacimiento. Y no. “Sólo” se trata de recuperar un tejido que está al borde de la necrosis, el tejido que tiene que dotarnos del instrumento para e organizarnos, relacionarnos y convivir, aunque lamentablemente en este último año largo parece que se ha instalado un caos que nos impide llegar más allá del simple hecho de sobrevivir. 

Hasta dónde hemos llegado aquí ya lo sabemos, no hace falta insistir en las maldades de políticas neoliberales orientadas únicamente a satisfacer los intereses insaciables del poder financiero. También sabemos que los dos partidos que se han venido alternando en el gobierno español , uno más por acción, el otro más por omisión, se han ido encajando muy bien en este marco de referencia que ahora nos aprieta como si fuera una enorme boa de la que no sabemos liberarnos. No sólo eso, sino que día tras día presenciamos atónitos la plasmación de la terrible realidad de que no hay cimiento en este sistema que elegimos para organizarnos que no esté corrompido. Así de duro, y así de real. Y claro, con estos cimientos se nos cae la casa encima. 
Y los que, en principio, deberían estar ahí prestos a sujetar los cimientos, no pueden, porque están mancos. A su brazo le falta el vigor que debería darles su propia credibilidad ante la ciudadanía, que sumida en un shock sólo acierta a decir ¿Dónde estabas antes? Ya no me sirves. Y es por eso que miramos desesperados dónde puede estar está nuestro salvador, y corremos el riesgo de creer encontrarlo en una nueva operación de marketing, porque no nos engañemos, los partidos políticos llevan muchos años prefiriendo oir los cantos de sirena de “expertos” en publicidad y relaciones públicas que escuchar la voz de la calle. Y la voz de la calle, seamos honrados, llevaba mucho tiempo diciendo yo paso de política, yo a lo mío. Y eso también les venía como anillo al dedo a los partidos, porque eso significaba que sólo pasaba examen una vez cada cuatro años. Ni tan mal, ¿no? 
Sí, claro que los partidos tienen que ponerse a la tarea de la recuperación de la credibilidad; claro que tienen que regenerar el tejido podrido; claro que el problema es serio, y claro que para eso necesiten millones de voces capaces de decirles quiero darte otra oportunidad, básicamente porque no me queda más remedio. El problema que se les plantea es enorme. 
Y sí, poco a poco van aflorando esas medidas que deberían ser el abecé de todo buen gobierno, esas propuestas de leyes orientadas a que quien toque poder no se lo lleve crudo, a que se elimine la posibilidad de que tomen contacto con corruptores, a medidas disuasorias, a medidas coercitivas, a medidas represivas… 
¿Y para adentro, no miramos? Yo no he militado nunca en ningún partido, pero sospecho que los partidos políticos funcionan como sociedades en las que el mecanismo para ir escalando en los órganos de dirección se engrasa a base de conseguir o de transferir fondos para el partido, cuando lo que debería exigirse es capacidad para percibir los problemas de la sociedad, para plantear soluciones, liderazgo para saber consensuarlas, y sobre todo, capacidad para no creerse nunca que lo que es válido para hoy lo será también para mañana. 
Sin olvidarnos de la exigencia de que no traten a la ciudadanía haciendo como que se creen que tiene criterio, sino de que se lo crean de verdad, y por lo tanto se vaya haciendo a la idea de que tienen que cambiar por completo su manera de relacionarse con la sociedad: haciendo pedagogía a pie de calle, utilizando los recursos económicos para crear una base sólida de recursos humanos, una organización solidaria que no se limite a hacer promesas, sino que se moleste en explicar cómo las piensa cumplir, qué problemas se van a presentar y cómo se pueden solucionar. Asumiendo que hay momentos en los que no hay campañas de marketing que valgan para recuperar credibilidad, y dejando paso a quien no lleva el lastre de tener que responder a la pregunta ¿y tú qué hacías entonces? cada vez que denuncia un nuevo desmán o plantea una propuesta; dejando de lado esos vídeos electorales, ¡por favor! esos vídeos que una siente que lo que quieren es venderle una fregona en lugar de un programa político, y claro, se ofende, y piensa “ésta te la guardo”. Pero no se la guarda sólo porque sabe que si todo esto es terreno seco, detrás está el desierto. 

Itziar Lacalle Sukunza

El artículo es responsabilidad y opinión del firmante .  Los comentarios, vertidos por las personas visitantes, son responsabilidad de las mismas. @foroetico