La infamia de homenajear a personas que infligieron dolor a la sociedad española

La infamia se produce a diario con placas, calles y plazas que homenajean a personas que infligieron dolor y sinrazón a la sociedad española. Es intolerable que Carrero Blanco sea homenajeado otra vez en las calles de Madrid, en vez de retirar los reconocimientos que ya posee, en cumplimiento de la ley de la memoria histórica.

Franco, tras el atentado de ETA a Carrero Blanco, el 20 de diciembre de 1973, se dirigió a través de la única televisión, TVE y pronunció la ya olvidada frase: “No hay mal que por bien no venga”. ¿Se imaginan a algún personaje de la España actual pronunciando esas palabras con un cadáver sobre la mesa? ¿Qué hubieran dicho desde las diferentes asociaciones de víctimas? ¿Qué hubieran dicho Cospedal o Soraya? Sigue leyendo